lunes, 21 de julio de 2014

Alphonse Mucha



Alfons (Alphonse) Mucha nace el 24 de julio de 1860 en Ivanci, en Moravia (hoy República Checa) en una familia numerosa de la pequeña burguesía. Desde muy joven dibuja constantemente y suele caricaturizar a sus compañeros. Después de terminar el instituto, toca como violinista en la catedral de Brno. Por ser tan buen calígrafo como dibujante, le contratan de escribano en el tribunal donde su padre ejerce de ujier. 
A los 19 años se traslada a Viena donde le contrata la casa Kautsky-Brioché-Burghardt, especializada en los decorados de teatro. Al cerrar esta casa Mucha se instala en Mikulov donde pinta paisajes, retratos, y realiza inscripciones para lápidas funerarias. El conde Kluen, el Señor de este lugar, le encarga unos frescos para su castillo ; dicho trabajo agrada mucho lo que le permite ser admitido entre la nobleza local. 
Mucha, en 1885, entra a la Academia de Artes de Munich por dos años. Al cumplir los 27 años viaja a Paris donde se inscribe en la Academia Julian. Alphonse Mucha debe ganarse la vida y comienza entonces para él un periodo difícil que durará varios años. Sus cualidades le permiten ingresar en la importante editorial Armand Colin. Mucha vive en Montmartre donde encuentra a numerosos artistas, entre otros a Gauguin. Mucha se interesa a la fotografía, realiza ilustraciones para la prensa. Descubre el trabajo de Steinlen.
En 1894 la casualidad le permite realizar un primer cartel para una obra de teatro de Sarah Bernhardt, “Gismonda” ; un cartel que conoce un verdadero éxito - tanto del público como de la actriz lo que lleva a Mucha a colaborar con Sarah Bernhardt durante seis años bajo contrato de exclusividad del teatro. Merced a la fama internacional de la actriz, los fabricantes de perfumes, de champagne o de bicicletas tocan a la puerta de Mucha. En adelante, sus obras están en todos los muros y a diario se admiran sus creaciones para los cigarrillos Job, los bizcochos LU, el champagne Ruinart. 
Se va asociando el nombre de Art Noveau al estilo de Mucha y los encargos afluyen de todas partes, lo que conduce Mucha a ser requerido para la Exposición Universal de 1900. Empieza a enseñar en 1896. La Galería la Bodinière, en 1897, le consagra una exposición cuyo preámbulo lo escribe Sarah Bernhardt. Siguen otras exposiciones, más prestigiosas aun. Mucha viaja a Nueva York en 1905 donde su llegada se celebra como un evento excepcional. Vuelve a Francia, deseando de ahora en adelante dedicar más tiempo a la pintura. En 1908, realiza su última gran obra de Art Nouveau : la decoración del German Theatre de Munich. 
En 1910, decide dedicar el resto de su vida a pintar veinte cuadros de grandes dimensiones representando la epopeya del pueblo eslavo desde la Antigüedad. Mucha emprende entonces un viaje de estudio antes de instalarse, en 1911, en Zbirov donde trabaja sobre estos grandes lienzos. Al mismo tiempo realiza unos trabajos para la joven Checoslovaquia (sellos postales, billetes de banco...) negándose a ser remunerado. En 1919, los primeros siete lienzos se exponen en Praga. Más tarde los once primeros lienzos se enviarán a Estados Unidos donde va a vivir el artista durante dos años ; dichos lienzos se granjean un enorme éxito. En 1921 vuelve a Europa para no dejarla nunca más. Dedica toda su energía a la Epopeya Eslava que entregará oficialmente a la ciudad de Praga en septiembre de 1928 pero seguirá trabajado en ella hasta su muerte. 
En 1939, a los 79 años, Mucha, enfermo, es interrogado por la Gestapo. Fallece pocas semana después, diez días antes de su cumpleaños.

Algunas Obras:

 





Links de Interés:

http://www.muchafoundation.org/  fundación dedicada a la vida y obra de Alphonse Mucha
http://www.mucha.cz/index.phtml?S=home&Lang=EN Página Oficial del Museo Mucha
http://muchofmucha.tumblr.com/ sitio web dedicado al artista




jueves, 10 de julio de 2014

Los Auxiliares para el óleo








Los Auxiliares para el óleo

Por Estela Alicia Mancini

Los aditivos o auxiliares para el óleo son sustancias que se van a  agregar al óleo para modificarlo.
Los aditivos para la pintura al óleo son: los Aceites, los Disolventes, los Mediums  y los Barnices.

Los Aceites  para la pintura al óleo son de origen vegetal, se extraen principalmente de las semillas de  lino, de amapola y de Cártamo. Su acción produce una modificación en la consistencia, el brillo y el tiempo de secado.
Los aceites dan mayor flexibilidad a la pintura y mayor durabilidad.
Son ideales para difuminar los colores, para fundirlos en las técnicas del modelado de la luz y el volumen.  Pero es necesario recordar que los aceites aumentan el tiempo que la pintura necesitara para secarse. Además no se debe abusar en el uso porque su exceso, producirá un amarilleo en general y en especial  en las zonas donde hayamos usado tonos claros.
El modo como se  extrae el aceite de lino es lo que va a determinar las características que tendrán los distintos aceites disponibles para el artista.
El mejor aceite es el que se ha prensado en frío y se ha refinado.
Existen en el mercado varios tipos de Aceites:
ACEITE DE LINAZA REFINADO: es el más conocido es un aceite refinado muy alcalino, de baja viscosidad, con un tono más claro y seca más lentamente
 ACEITE PRENSADO EN FRIO: es un aceite levemente amarillo que se extrae sin aplicar calor y que seca apenas más rápido que el aceite de linaza refinado.
ACEITE DE LINAZA ESPESADO: es un aceite refinado de aspecto pálido con consistencia de sirope y que seca más rápido, y tiene con un tono más oscuro.
 ACEITE DE LINAZA PARA SECADO RÁPIDO: tiene un tinte más oscuro pero proporciona mayor velocidad de secado y mayor brillo.
ACEITE DE LINAZA COCIDO: es un aceite pálido y viscoso, que da un acabado liso como de esmalte.
ACEITE DE AMAPOLA O ADORMIDERA: es un aceite de secado rápido, hecho de semillas de amapola y es más adecuado para los colores tenues o blancos, no amarillea, da más brillo y trasparencia.

Los Médiums: son aditivos que modifican o potencian las características de color. Sirven para mejorar la fluidez, aportar textura, aumentar el brillo o la velocidad de secado. Se trata de sustancias que son elaboradas a base de aceites y resinas. Es importante tener presente que deben usarse como moderación porque de lo contrario pueden alterar demasiado la composición de la pintura.
Se encontraran que cada marca tiene diversos productos, me explayare sobre algunos de ellos
MEDIO PARA PINTAR: deja brillo, de secado lento, más usado en detalles, adecuado para humedecer zonas apagadas, permite pinceladas sin dejar marcas.
LIQUIN ORIGINAL: es semi-brillante, es el más solicitado, acorta el secado, mejora la fluidez. En semejante formula esta el LIQUIN FINOS DETALLES Y LIQUIN LIGHT GEL este último con un composición en gel para aquellos que eligen trabajar con esta consistencia que evita los derrames por goteo.
LIQUIN IMPASTO: es un medio semi-brillante, que espesa de manera lenta, acentúa el color no borra la textura aplicada o la pincelada intencionalmente realizada.
LIQUIN OLEOPASTO: es un medio semi-mate, que añade volumen al óleo dando espesura  rápidamente, ideal para texturas, y acelera el tiempo de secado.
SECANTE DE COBALTO: es un compuesto de sales metálicas que actúan como catalizadores en reacción de oxidación de los aceites, ósea permite un pronto secado por una reacción química, esta aceleración del secado de manera rápida debe ser  incorporada en pequeñas dosis sobre el óleo, dado que su abuso genera arrugas y grietas en la pintura.

Los Barnices: son las capas finales que se le da a la pintura una vez terminada para protegerla de la suciedad y cambios ambientales. Para ser aplicadas el cuadro debe estar enteramente seco. La pintura al óleo tiene un periodo prolongado de secado. Ese periodo va a depender del grosor de pintura que hayamos colocado en el cuadro así también como de las condiciones climáticas de nuestro lugar de hábitat.
Además le otorga una capa donde quedan revividos los colores empleados.
La capa debe ser aplicada de manera pareja y se debe tener en cuenta que este barniz con el paso de los años debe poder ser removido para la limpieza del cuadro. (Ver cómo aplicar el barniz final). En el mercado los barnices se presentan de manera liquida para ser aplicada con pincel y en los aerosoles que se aplican pulverizándolos sobre el cuadro.

Clases de Barnices
Barnices para proteger cuadros
BARNICES BRILLANTE, SATINADO, MATE: no amarillean, secan rápido, tienen protección UV, no debe usarse como medio, y  la terminación con brillo u opacidad es una elección personal.
BARNIZ DAMMAR: es uno de los más conocidos, se seca rápido, da mucho brillo, es de color amarillo pálido, tiende a oscurecerse con el paso del tiempo, es fácil de remover, debe ser usado en ambientes secos y templados.
BARNIZ COPAL: este barniz ya no se usa para dar un final a la obra porque se oscurece, se agrieta con los años, y  no es fácil de remover
Barnices para hacer retoques en la pintura
BARNIZ DE RETOQUES: se usa para recuperar zonas que hayan quedado deslucidas antes de seguir pintando. No amarillea, se seca rápido. También puede ser usado como un barniz provisional hasta que la obra este seca totalmente y se pueda aplicar el barniz final, se aplica en capas finas.

Los Disolventes: los disolventes se usan para diluir el color, son muy volátiles se evaporan de la mezcla de pintura sin dejar residuos. Sirven para aligerar el óleo y dar, por ejemplo, bases del color en la pintura. También sirven a la hora de la limpieza de los pinceles. Cada línea de arte tiene sus propias formulas y denominaciones pero citaré también en este caso, las más conocidas.
AGUARRÁS VEGETAL, WHITE SPIRIT: es un destilado de petróleo y al igual que la trementina esta rectificada, sirve para disminuir la consistencia de pintura, y para limpiar los pinceles. Es volátil, inflamable, seca más lento que la trementina. No se deteriora si permanece almacenado.
ESENCIA DE TREMENTINA: es un destilado de una savia resinosa, es incoloro de olor agradable, sus vapores no son nocivos, se evapora rápidamente, se oxida al exponerse al aire, la luz o el calor por eso debe guardarse bien cerrado y lejos de las fuentes de luz, pero esto no influye en la pintura al óleo.
SANSODOR: es un disolvente caso inodoro que se evapora lentamente, lo que permite mayor tiempo para modular el color  y es idóneo para los artistas que no quieren usar la esencia de trementina.
LIMPIADOR PARA CUADROS: es una sustancia que contiene amoniaco y se usa para limpiar los cuadros que han sido previamente barnizados. Sin embargo si bien elimina la suciedad superficial y los restos de oxidación del barniz anterior. Es una tarea muy delicada que de no ser usted un experto es aconsejable que se hecha por un restaurador.
LIMPIADOR DE PINCELES: es un disolvente creado más específicamente para la limpieza de los materiales usados.









Compra tus accesorios en www.tiendamucha.com.ar haciendo click aca: 
Accesorios

¿Tenes dudas sobre como comprar en nuestra tienda? Es facil, seguro y rapido! Aca te explicamos como: ¿Como comprar en nuestra tienda?

¿Tenes alguna otra duda? Escribinos a hola@tiendamucha.com.ar


Seguinos en facebook.com/tiendamucha


TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS A TIENDA MUCHA ®

¿Cómo pintar con Acuarela?






¿Cómo pintar con Acuarela?

Por Estela Alicia Mancini

1.1 Generalidades del material
Es una técnica de pintura soluble en agua. Significa que el vehículo para trabajar esta pintura es el agua.
 La transparencia de sus colores es su característica principal , y se usa el blanco del papel para establecer los blancos o los juegos de luminosidad.
Las acuarelas están compuestas de pigmentos finamente molidos y su aglutinante es la goma de Senegal, goma arábiga o goma de tragacanto.
Cuando se aplica la acuarela sobre el papel, el agua se  evapora quedando el pigmento de la misma anclado en el papel, dado que la intervención del agua no produce que pierda  la adherencia  del material al soporte. En consecuencia el trazo no se puede corregir, lo que hayamos dibujado o pintado con el pincel allí permanecerá.
Es una técnica difícil de dominar, pero con muchas posibilidades creativas de abordarla, así como de combinarla con otras técnicas del arte, lo que la convierte en una técnica muy flexible.
Las acuarelas se presentan en el mercado en distintas formas: de manera sólida en pastillas también llamadas “godetes”,  de consistencia cremosa en tubos las que tienen más cantidad de humectantes para permitir que su secado sea un poco más lento, como cretas en barras o lápices acuarelables y de manera líquida en frascos también llamados “botellines( ver tipos de acuarelas)
El soporte, ideal es el papel, para esta técnica se fabrican papeles especiales que están  preparados para recibir la humedad, libres de ácido  lo que impide que la hoja se amarillee, con diferentes tipos de rugosidad que permiten adherir el material.
Los papeles se presentan en distintos grosores y además están fabricados bajo diferentes métodos, dando así más posibilidades en la aplicación de esta técnica.( ver papeles)
Los pinceles son la herramienta más apta para las acuarelas, se pueden emplear pinceles de pelos naturales o los de pelos sintéticos, con  punta redonda, chatos, avellanados, con bisel, con forma de abanicos,  los rake y los wash. Lo importante de estos pinceles es que dependiendo el trazo elegido sean suaves, se deslicen sin dificultades por el papel y puedan trasladar agua.(ver pinceles).
Los Auxiliares, para este medio también existen los auxiliares que han sido pensados para alterar o potenciar los colores y sus efectos pictóricos. Van a cambiar el tiempo de secado, aumentar el brillo, mejorar su fluidez, cambiar su consistencia o generar efectos en su textura.
Y también se han pensado auxiliares que nos permitan corregir (Ver auxiliares para las acuarelas)
 Las Paletas, para elegir cuál sería la mejor es necesario tener en cuenta que deben poseer cavidades que nos permitan mezclar los colores con el agua, una paleta plana no sería lo más práctico. Las hay de diferentes materiales, porcelana, cerámica, metales esmaltados  o plástico y de diferentes formas con más o con menos concavidades para las mezclas. (ver paletas para acuarelas)
Otros elementos importantes son las cintas para sujetar el papel, trapos limpios para absorber excesos de agua, esponjas vegetales para humedecer la hoja como para corregir si la pintura aún no está seca. Los pinceles de goma, raspadores, rociadores, goteros, cepillos de cerda dura para realizar efectos y cualquier otro elemento que se nos presente útil para lograr nuestra pintura.
Hay que tener en cuenta que nuestro tablero debe estar algo inclinado, pero que no sería indicado en modo vertical, dado que podría ser una dificultad para alguien que recién comienza a la hora de manejar los excesos de agua y las chorreaduras que generan estas, que pueden dejar su huella en una zona no deseada.

1.2¿Cómo se pinta con las acuarelas?

Existen muchos modos de expresarse con este medio, proporcionare algunos de las posibles formas de abordarla.
En primer lugar debemos elegir qué tipo de papel usaremos y fijarlo con cinta toda alrededor de la hoja de papel. La cinta es una cinta especial que no daña la hoja cuando se la retira.
Además permite trabajar con la hoja estirada evitando que se arrugue o se ondule.
Luego elegir con qué  tipo de acuarelas vamos a trabajar.
Si decidimos esbozar  nuestra composición sería conveniente hacerlo con una lápiz acuarelable, o con un grafito acuarelable que desaparecerá con el uso del agua, sin dejar rastros, esto queda a su elección. Lo importante es no elegir un lápiz que deje su marca después que se pinta, ya que como la condición de este medio es la transparencia se notará el trazo.
Algunas de las técnicas.
Húmedo sobre húmedo
Consiste en aplicar un color sobre otro cuando aún el primero esta húmedo. En este caso los colores se fundirán y se dispersaran  en la dirección  del trazo que hemos efectuado con la ayuda del agua. Con este recurso podemos dejar fluir la soltura del gesto o conducirlo y guiarlo.
Se puede usar esta técnica con el pincel, con un gotero, a través de salpicaduras. Pueden servir para generar diferentes efectos en un paisaje, en un fondo, etc. También esta técnica sirve para suavizar la transición de colores diferentes.
 Seco sobre seco
Una vez que se ha secado una zona ya pintada o sin pintar sobre el blanco de la hoja, hacer trazos o pinceladas con la acuarela pero casi sin humedecerla, lo que dará un efecto como raspado. Esta técnica nos permite hacer una superposición de colores generando distintas transparencias cuando se superponen los mismos.
Húmedo sobre seco
Sobre una zona que se dejo secar se aplica la acuarela con humedad, la pintura no se correrá y solo se fundirá si insistimos con agua sobre sus límites. Se puede mantener control sobre la pintura.
Seco sobre húmedo
Estando la base húmeda se agrega un color en seco y este se fundirá pero no de manera completa.
Desbastes
Consiste en agregar agua limpia sobre una zona con color, para generar manchas, las que resultan expresivas pero difíciles de controlar.
Aguadas
Cuando queremos crear una aguada donde el tinte del color se mantenga estable en toda la zona abarcada para pintar, se puede agregar acuarela sobre un vaso con una cantidad determinada de agua, y elegir el grado de saturación que emplearemos.
Aguada degrada
Sería emplear la técnica antes explicada pero ir agregando más agua limpia para generar una degradación del color.
Aguada Variada
Es utilizar el modo de Aguada con dos o más colores e irlos fundiendo

Acuarelas con mascaras
Es una técnica en la que se aplica un liquido que sirve para reservar una zona en blanco o una zona a la que luego se le dará otro color, que resulta ideal cuando se quiere lograr un sector más controlado y pensado.
Otros modos son usar cintas de papel que para generar mascaras, las que aislaran una zona de otra de color
O con pastel a la cera blanco se pueden hacer trazos, tramas o dibujos y cuando se aplique la acuarela esta no quedará donde se ha trazado el diseño hecho con los pasteles,  actuando así  como una máscara.
Estampado con cartones
Sobre seco aplicar la acuarela con un trozo de catón y extendiéndolo, se genera así una trama. Que además es muy útil a la hora de hacer delimitación de bordes rectos.
Raspar o levantar la pintura
Cuando la acuarela  esta húmeda podemos levantar con el pincel, un trapo, con la goma de borrar o una esponja limpia y dar puntos de luz. También se puede  pasar un trozo de cartón o papel para generar diferentes texturas. 
Cuando este seca la acuarela se puede levantar con un cuchilla de corte, con algo que contenga filo, o  papel de lija, siempre que se proceda con cuidado de no dañar la hoja de papel y habiendo elegido uno de buen grosor.
Efectos de cristales
Para dar distintos efectos se puede sobre húmedo aplicar granos de sal y cuando se seca se retiran dejando una textura.
Pintar con Pulverizador
Aunque no es tan usado algunos humedecen zonas y se añade color con el pulverizador.
Otro modo de hacerlo es con un cepillo duro, o con una esponja
Correcciones
Solo cuando este la acuarela seca se puede corregir o realizar luces con la goma de borrar.
Ante un exceso de color en los bordes que lo delimiten de una manera no deseada se puede agregar agua limpia y quitar con papeles secantes. Además hay productos que posibilitan las correcciones y que están explicados en la sección de Auxiliares para las acuarelas.

Puedo agregar diciéndoles que la técnica de acuarela se puede combinar con cualquier técnica al agua, una combinación muy usada es con tintas. Aquí cada uno aplicará su creatividad.


Finalmente es necesario una vez terminada y seca la acuarela, protegerla con un barniz adecuado para esta técnica.






Compra tus acuarelas en www.tiendamucha.com.ar haciendo click aca: Acuarelas

¿Tenes dudas sobre como comprar en nuestra tienda? Es facil, seguro y rapido! Aca te explicamos como: ¿Como comprar en nuestra tienda?

¿Tenes alguna otra duda? Escribinos a hola@tiendamucha.com.ar


Seguinos en facebook.com/tiendamucha


TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS A TIENDA MUCHA ®